Volver paginas nuevas otro octubre
preciosas damas del Camino - Gracias por vuestra presencia Sí es para tí

Que desesperación desesperada
alimentos secos en cazuelas rotas
y sin embargo te quiero comer

Llantos en ríos sin cauces
riberas húmedas en pantanos sin presas
así me siento a tu lado
y sin embargo te quiero.

Calenturas sin recetas
me acerco al cementerio
roto los hueso,
sin rostro que mirar
en el espejo transparente
con sombras escondidas detrás
sin embargo te quiero.

No quisiera morir aquí
molestar a los muertos
esconderme en las sombras
sin embargo te quiero.




VOLVER A PÁGINAS NUEVAS

Volver Página Princopal