volver

 

Sigo esperando la sobra que me despierte

Noviembre 2010

Sigo esperando la sobra que me despierte
Una llamada, y mi vida volverá a tener sentido

 

SENTIRTE CERCA Y LEJOS

 

PARA FERNANDO

Sentir la muerte cercana
Es morir sin vivir.

Sentir la piel lejana,
Muerta de colores grises.


Ojos perdidos en el aire,
Voces que no llegan al lugar
Manos temblorosas agarran la vida
Apretando para no salir sólo del lugar.


Hay dolores que no duelen,
Sentimientos que no se sienten
Llantos sin lágrimas,
Muerte sin vida.


Quisiera soplar el barro
De mi semejanza,
Dar vida a los muertos,
A difuntos olvidados.
Qué será de ellos,
Solos se enfrentan a su suerte.


Nosotros sentimos sus pensamientos,
Nada más que eso.
Quizá unas lágrimas que caen al lado
De otras que fue secando el aire.


Qué será de mis huesos podridos,
Cuando ya no tenga recuerdos.
Ellos esperarán su suerte,
Nosotros detrás.


Ya que no escaparemos,
Estamos en la lista,
Y pasa de una en una
Hasta llegar el primero.

 

Ventanas Abiertas

 

VENTANA PARA MI OMA
-----------------------------------
NO QUIERO LLORAR EN VACÍO SIN PRESENCIA,
SENTIR LATIDOS LLENOS DE SEMILLAS,
HUESOS, VENAS, CANAS, EN POLVO CERCANO,
SILBIDOS LEJANOS QUE ME LLEGAN EN MI POZO.


Madre que duerme con luces encendidas,
con ángeles despiertos en tu cabecera,
con sueños míos lejanos y cercanos,
con llantos de amores encendidos.
Cuanto amor has dado, cuanto estás dando,
si Dios supiera el dolor que siento,
te daría un espacio en el universo,
un lugar lleno de estrellas encendidas.


Madre de mi alma, qué dolor llevo dentro,
no quiero sentir el aliento sin viento,
ni la presencia lejana sin ti.


Ayer vi una estrella lejana,
me enseñó que el universo está lleno
de madres, de amores encendidos,
viendo a hijos que se pierden en el amor.

 


HUELLAS ROTAS

 

Me quede sola en el monte de la carretera sin paradas
me sentí abandonada en el asfalto de sangre negra
que sólo pasa zapatos rotos de hierros torcidos y quemados
cenizas me tapan la vista
y barro seco en mis lágrima derramadas en el vacío
una comida sin sal,
unos calcetines sin coser las puntas
una camisa que destapa mi alma
unos pantalones sin rallas negras,
ya que acompaña
mis desnudez seca.

Me miro las manos y veo el tiempo
Me asomo a mi ventana y no hay estrellas

Recuerdo de niño, las nieves sobre los tejados
Los perros agachados, las abuelas pisando despacio

Y yo caminando sobre los copos dejando huellas
Y eso es lo que me ha quedado, huellas rotas

Por el pasar del tiempo, sin hacer nada, por abrigarme

 

Ventas Cerradas

OMA


Quisiera permanecer como niño,
como ausente en tu presencia,
cenas frías en mesas calientes,
carbón seco de leña cálida.


Miro tus ojos llorosos por el tiempo,
de amores en el tiempo pasado.
Quisiera volver atrás y besarte,
será como acariciar la luna llena,
ver tu sonrisa de juventud madura,
de niña con juguetes perdidos.


Volver atrás, soñar de nuevo,
vivir lejano el futuro cercano,
huir de los muertos vivientes,
de mentiras piadosas, verdades oscuras.


Quisiera volver y no regresar atrás,
mirar detrás de los visillos sin tela,
en lunas llenas de amarillos manteles.

 

 

 

Te busco

 

Tengo una lágrima guardada,
No es mía es de mi amada,
La tengo en mi mano,
No se seca ya que la tengo fría,
Tengo una herida en mi corazón,
No es mía, es de mi amada,
No se cierra, le falta amor;
a veces las pongo juntas,
lágrima y herida;
Pero se repelen como la primavera
En mi mano;
Otras veces se aman, como
El sol y la luna;
Mas no sé qué hacer con la lágrima
Y con mi herida.


Pero las dos deben ir separadas,
Y yo las junto con mi amada.


Me preguntaréis por las dos,
Lágrima y herida,
Estarán con los dos hasta que
El sol caliente mi mano
Y evapore la lágrima,
Y la luna cierre mi herida.
Pasará tiempo, y tiempo pasará
Pero llegara el día
Que mi amada me lo diga con ojos
Claros como la luna.

Doy vueltas alrededor tuyo
Como una noria,
Pero eres como la luna,
cada día te alejas de mí.
Eres como el mar,
cuando estás con la marea alta
me empapas de ti.


Cuando quiero besarte,
vuelve la marea baja,
soy como un acantilado
que necesita besar el mar.
Hay días sin noches,
y oscuridad sin ti.


Te alejas como el viento
después de romper mi alma.


quisiera ser hoja en el acantilado,
luna llena con alas quietas,
atraparme en tu fuerza centrífuga
y apagar la luz encendida,
que dejas en la oscuridad.

 

 

 

DIni

Te Quiero ANA,INES,ELENA, M.P.N.C,D,A,T,D.O,S, PUERTA 28

Poema Elegía A Ramón Sijé de Miguel Hernandez

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me
ha muerto como el rayo, Ramón Sijé,
a quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas,
y órganos mi dolor sin instrumentos,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler, me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo voy
de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano está rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero mirar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera,
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas
y tu sangre se irá a cada lado,
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas,
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

 

PARA MI AMOR SECRETO

 

Siempre que sueño, sales tu.
Cuando no duermo, sueño contigo
Que me queda sino morir
Ya que no te tendré en vida.

Te amaré en el silencio de mi alma
Y cuando me llames dejaré de respirar
--
Si hay algo más después de la vida
Quiero que seas tu.


Pero, si no existe nada más
Para que vivir.

 

LIBROS QUE DEBES DE LEER

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/

No dejéis de buscar la verdad, buscar en Internet palabras claras saber buscar…

La Gran Mentira.
La trilateral

http://elproyectomatriz.wordpress.com/compilacion-ultima-hora/junio-2010/

http://www.danielestulin.com/

......

EL PROYECTO MATRIZ

 
SI QUIERES RECORDAD EL PASADO CON DINI
---AQUI

Poesía dedicada a...

PARA TI, QUE TE ESPERO DESDE HACE SIGLOS

Y RECUERDA QUE NOS QUEDAN POCOS


Volver 2007