Sigo esperando la sobra que me despierte

SEPTIEMBRE 2010

Sigo esperando la sobra que me despierte
Una llamada, y mi vida volverá a tener sentido

 

Noches perdidas

 

Cuanto tiempo perdido en el olvido de tus almas
Cuánto dolor he dejado en el silencio callado

Si pudiera volver en el instante perdido,
Sentiría deseos de romper el aire respirando

Pero, la vida pasa como los minutos sin segundos
Y el silencio seguirá callado en el aire aislado

Qué pena de días, tardes y noches perdidas
Qué lástima de carne olvidada, podrida en tarros cerrados

Lágrimas no me quedan ya,
Ni ganas, ni suspiros que apretar mis pulmones rotos

Que silencio hay en ésta habitación sin paredes
y con vistas al pasado.

Me iré de aquí, como vine, desnuda y llorando
Pero, os pido que no lo hagáis vosotros, pensar que volveremos
a ver de nuevo el sol y sin paredes y con vistas al Mar de tranquilidad.

 

Desencajadas

 

Ha pasado ya mucho tiempo,
quizás una eternidad no lo sé en realidad
Pero, aún sigue el recuerdo, lejano como las estrellas
y cercano como mis manos secas y rotas.

Todo pasa en este silencio mío,
Todo queda dentro de mí,
Y nada de nosotros ya queda.

Pero, llegara el momento de los vidrios rotos
Y los pedazos se unirán montando las piezas
Desencajadas.

 

HUELLAS ROTAS

 

Me quede sola en el monte de la carretera sin paradas
me sentí abandonada en el asfalto de sangre negra
que sólo pasa zapatos rotos de hierros torcidos y quemados
cenizas me tapan la vista
y barro seco en mis lágrima derramadas en el vacío
una comida sin sal,
unos calcetines sin coser las puntas
una camisa que destapa mi alma
unos pantalones sin rallas negras,
ya que acompaña
mis desnudez seca.

Me miro las manos y veo el tiempo
Me asomo a mi ventana y no hay estrellas

Recuerdo de niño, las nieves sobre los tejados
Los perros agachados, las abuelas pisando despacio

Y yo caminando sobre los copos dejando huellas
Y eso es lo que me ha quedado, huellas rotas

Por el pasar del tiempo, sin hacer nada, por abrigarme

 

NADA

 

Quizás te recuerdes
quizás sientas que existí
pero, quizás no recuerdes nada
y eso, es lo que quizás siento

 

Te busco

 

No sé dónde estás,
no sé nada de ti
me duele el alma, cuando pienso dónde estarás
y no sé qué contestar.

No puedo pensar que no me recuerdes
No es posible, no puede ser cierto,
Sí, yo lloro, por intentar verte

Tú estarás en la misma situación

Pero, los dos somos conscientes que es así.

Y por más que nos duela, es así.

 

 

DIni

Te Quiero ANA,INES,ELENA, M.P.N.C,D,A,T,D.O,S, PUERTA 28

Poema Elegía A Ramón Sijé de Miguel Hernandez

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me
ha muerto como el rayo, Ramón Sijé,
a quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas,
y órganos mi dolor sin instrumentos,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler, me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo voy
de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano está rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero mirar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera,
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas
y tu sangre se irá a cada lado,
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas,
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

 

PARA MI AMOR SECRETO

 

LIBROS QUE DEBES DE LEER

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/

No dejéis de buscar la verdad, buscar en Internet palabras claras saber buscar…

La Gran Mentira.
La trilateral

http://elproyectomatriz.wordpress.com/compilacion-ultima-hora/junio-2010/

http://www.danielestulin.com/

......

EL PROYECTO MATRIZ

 
SI QUIERES RECORDAD EL PASADO CON DINI
---AQUI

Poesía dedicada a...

PARA TI, QUE TE ESPERO DESDE HACE SIGLOS

Y RECUERDA QUE NOS QUEDAN POCOS


Volver 2007