Volver Menú

Declaración de la OSPAAAL contra la guerra y la ocupación de Iraq y Palestina, en ocasión del 20 de marzo, primer aniversario de la agresión a Iraq

La Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL) se une al clamor universal contra la guerra, la ocupación y por la paz, a un año de la agresión del gobierno de Estados Unidos, secundado por los de Gran Bretaña y España, contra el hermano pueblo iraquí que ha causado innumerables daños a su patrimonio y la muerte de más de 15 mil personas en esa nación árabe. 

Comprometida desde su surgimiento en 1966 con las luchas de los pueblos de los tres continentes contra el  colonialismo, el neocolonialismo, el imperialismo, el racismo, el  sionismo y toda forma de  dominación, la OSPAAAL llama a  las fuerzas democráticas, amantes de la paz y la justicia a detener la política agresiva y prepotente del imperio, que se ha autoerigido gendarme y juez internacional.

Nuestra organización rechaza la arrogancia del señor Bush y sus acólitos que desdeñan la legalidad internacional para desatar guerras, y recurren al uso de la fuerza y a la amenaza de emplearla con el pretexto de combatir el terrorismo, pues sólo provocan mayores cóleras y acrecientan la violencia y la muerte de civiles, especialmente los más vulnerables: niños, mujeres y ancianos.

La OSPAAAL exige el cese de la ocupación por tropas extranjeras de Iraq, Palestina y de cualquier otro territorio, y demanda se ponga fin a la colonización económica, la venta de sus recursos naturales al mejor postor que hipoteca el futuro de sus pueblos, al tiempo que defiende  el derecho de éstos a organizarse, resistir, gobernarse y desarrollar la vida de su población de acuerdo con su cultura, costumbres y raíces históricas.

Denuncia el contubernio y apoyo incondicional que Washington brinda al régimen sionista de Israel, principal violador del Derecho Internacional, poseedor de armas de destrucción masiva y nucleares, agresor de los pueblos de la región del Medio Oriente que ocupa ilegalmente territorios de Palestina, Siria y Líbano en contra de las resoluciones de Naciones Unidas, asesina impunemente al pueblo palestino y sus dirigentes, y desafía a la humanidad  levantando el ilegal Muro del Apartheid.

Un año después, la guerra no ha concluido como se pretende hacer creer al mundo apoyándose en la complicidad de los más importantes medios de difusión. El ejército norteamericano continúa bombardeando ciudades, incluso Bagdad, con operaciones supuestamente de castigo a las acciones de la resistencia. Para tratar de doblegar al pueblo asesinan a la menor sospecha, mantienen a miles de iraquíes en campos de concentración sin juicio ni garantías, hambreados y vejados, en los cuales se ha denunciado la violación de las mujeres detenidas. 

Nuestra organización tricontinental condena tales acciones y pide a las organizaciones internacionales y a la opinión pública que actúen y se pronuncien para detener esta barbarie de las tropas ocupantes en el país que otrora fuera cuna de la civilización.

Reiteramos el derecho de los pueblos a la defensa contra los ocupantes, a desgastarlos y desmoralizarlos para que tengan que abandonar el territorio que usurpan, conscientes de la victoria final, pues no hay guerra de ocupación que no sea derrotada y la historia así lo ha demostrado.

En este luctuoso aniversario comprobamos la vigencia de las palabras  del Che en su MENSAJE A LOS PUEBLOS DEL MUNDO A TRAVÉS DE LA TRICONTINENTAL: “qué importan los peligros o sacrificios de un hombre o de un pueblo, cuando está en juego el destino de la humanidad”  

¡CESEN LA OCUPACIÓN MILITAR, LA REPRESIÓN Y EL CRIMEN!

¡UNAMOS NUESTRAS VOCES AL CLAMOR UNIVERSAL DE QUE UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE!

Secretariado Ejecutivo de la OSPAAAL

19 de marzo de 2004

 

Volver Europa

Volver Página Principal