Rusia.- Rybkin asegura que fue secuestrado y drogado en Kiev con la excusa de que iba a reunirse con Masjadov

El candidato a la presidencia rusa Ivan Rybkine, que misteriosamente reapareció en Moscú el martes pasado, cinco días después de su desaparición, afirmó hoy en Londres que fue secuestrado y drogado tras haber sido llevado a Ucrania con el pretexto de que iba a reunirse con el presidente independentista checheno, Aslan Masjadov.

Ivan Rybkin explicó en rueda de prensa que partió hacia Kiev, la capital ucraniana, el 5 de febrero, creyendo que participaba en negociaciones de paz con Masjadov. Explicó que llegó a Kiev al día siguiente y que fue trasladado a un apartamento, donde esperó la llegada de Masjadov.

"Me ofrecieron té y sandwiches y de pronto sentí mucho sueño", explicó. "Luego me desperté tras un cierto tiempo, no sé cuanto, me sentía muy mal y muy cansado". Tras permanecer inconsciente durante cuatro días, Ivan Rybkin explicó que no se recuperó del todo hasta el martes pasado: "uno de mis guardianes me dijo que se trataba de una operación especial".

"Luego me enseñaron un vídeo indignante, en el que estaba implicado y me expicado que era un plan para comprometerme y forzarme a cooperar", explicó, sin dar más detalles. A continuación, fue acompañado al aeropurto de Kiev y enviado de vuelta a Moscú, con la consigna de no decir nada y afirmar que se había tomado un reposo.

"Todas mis declaraciones anteriores son falsas y las hice obligado", añadió, anunciado que continuará su campaña desde el extranjero y que no regresará a Rusia hasta el 14 de marzo, día de los comicios. "No sé quién está detrás de esto pero sé quién se beneficia", se quejó Rybkin.

Rybkin desapareció el 5 de febrero sin advertir a su mujer ni a sus colaboradores. Las hipótesis evocadas por la prensa rusa van desde la escapada amorosa a una operación extraña de relaciones públicas, pasando por una intervención de los servicios especiales rusos.

Su desaparición se produjo sólo unos días después de lanzar acusaciones contra Putin, desvelando principalmente los presuntos vínculos del presidente ruso con ciertos sectores de negocios, un tema tabú en los medios rusos, estrictamente controlados. Rybkin es uno de los allegados de Boris Berezovski, el multimillonario que se ha convertido en el enemigo jurado de Putin y que vive exiliado en Reino Unido.

Volver Europa