Crónica Chechenia.- El histórico dirigente radical checheno Selimjan Yandarbiev muere asesinado en su exilio de Doha

Masjadov acusa a Putin, pero Moscú niega su implicación y achaca el crimen a los grupos de financiación a los independentistas

MOSCU/DOHA, 13 (EUROPA PRESS)

El que fuera presidente de Chechenia y uno de los más radicales dirigentes independentistas Selimjan Yandarbiev murió hoy tras un atentado con bomba contra su vehículo en Doha, capital de Qatar. Yandarbiev vivía exiliado con su familia en Doha y Rusia había solicitado en numerosas ocasiones su extradición La Fiscalía rusa le acusaba de estar relacionado con la toma de rehenes en el teatro moscovita de Dubrovka en octubre de 2002, en la que murieron 129 rehenes y 41 asaltantes.

No se ha dado ninguna información sobre las circunstancias exactas del atentado, que aún no ha sido reivindicado. El Servicio de Información Exterior ruso (SVR) ha negado cualquier implicación en el atentado y fuentes de seguridad rusas han señalado incluso que el crimen podría estar relacionado con los grupos que financian desde el extranjero a los movimientos independentistas, para quienes el dirigente asesinado podría haberse vuelto peligroso. No obstante, el Gobierno independentista checheno ha negado que el asesinado tuviera relación alguna con la financiación de los rebeldes y ha acusado al régimen de Vladimir Putin de estar detrás del atentado.

Yandarbiev, que en un primer momento resultó gravemente herido en el atentado, fue trasladado en una unidad de cuidados intensivos al hospital de Al Hamad, donde falleció, según indicó una fuente del centro sanitario que pidió el anonimato. Su hijo Dawud resultó herido pero su estado "es estable", según la misma fuente. Un testigo indicó a France Presse que la explosión se produjo en el barrio residencial de Al Dafna hacia las 13:00 (11:00 en España). El automóvil, un 4x4, del antiguo presidente checheno quedó totalmente calcinado.

En un comunicado difundido por la agencia oficial QNA, una fuente del Ministerio qatarí del Interior indicó que Yandarbiev --que residía "temporalmente" en Qatar, donde vivía exiliado con estatuto de "refugiado sin derecho a desarrollar actividad política"-- había sido asesinado y su hijo de 13 años herido "en la explosión del automóvil en el que se encontraban". Los dos regresaban de la oración del viernes en una mezquita en Doha, la capital qatarí, según el comunicado. Las autoridades han abierto una investigación.

INTELECTUAL DE POBLADA BARBA

Selijman Yandarbiev, uno de los dirigentes chechenos más radicales, era un intelectual de poblada barba que iba tocado permanentemente por su tradicional gorro de astracán gris. Poeta, periodista y activista, nació el 12 de septiembre en 1952 en Kazajstán, república a la que habían sido deportados la mayoría de los chechenos en tiempos de José Stalin.

Desde 1989 trabajó como consultor literario en la Unión de Escritores de la República Autónoma de Chechenia e Ingushetia y poco antes del derrumbe de la Unión Soviética se lanzó a la política al asumir la presidencia de la organización chechena 'Bart' ('Concordia'). En mayo de 1990, organizó y encabezó el Partido Democrático de los Vainajes, cuyo objetivo fundamental consistía en "crear un Estado democrático e independiente".

Durante la presidencia del general Yojar Dudayev (1991-1996), quien proclamó unilateralmente la independencia, Yandarbiev fue designado, en abril de 1993, vicepresidente interino de Chechenia encargado de cuestiones ideológicas. Tras la muerte de Dudayev en abril de 1996, a causa de un misil ruso, Yandarbiev desempeñó sus funciones durante nueve meses, hasta la elección de Aslan Masjadov en enero de 1997.

Tras ejercer como emisario del actual presidente checheno, Aslan Masjadov, en los países musulmanes, rompió con éste en noviembre de 2002 por considerarlo demasiado moderado. Yandarbiev se oponía a cualquier negociación con "la dirección militar y política" del Kremlin y consideraba que "todos los medios y todos los métodos" son buenos para conseguir "la victoria total".

Lo cierto es que, pese a su belicismo, Yandarbiev era poco amigo de participar directamente en un campo de batalla. Durante la primera guerra de Chechenia (1994-1996), prácticamente desapareció del mapa, y fue precisamente esa actitud, que le impidió gozar de glorias militares comparables a líderes como Shamil Basayev o de las tablas políticas de Masjadov, lo que hizo de él un hombre poco popular en Chechenia.

Según ciertos rumores, Yandarbiev estuvo algunos meses en Jordania para ocuparse de las financiación de la causa independentista, hasta que en 1999, poco después del inicio de la segunda guerra de Chechenia, se desplazó a Doha.

MOSCU NIEGA SU IMPLICACION

A falta de nuevas informaciones sobre las circunstancias del atentado, el SVR ya se ha apresurado a negar cualquier implicación. "Ni el SVR, ni el primer departamento del KGB soviético han participado en este tipo de operaciones desde que en 1959 Bogdan Stachinski liquidó en Alemania a (el dirigente nacionalista ucraniano) Stepan Bandera", declaró el jefe de prensa del SVR, el general Boris Labussov.

Por su parte, fuentes de las fuerzas de seguridad señalaron que "Yandarbiev estaba informado de las transferencias de dinero hechas desde el extranjero a las formaciones de bandidos chechenos". "Actualmente, dado que la situación ha cambiado, muchos apoyos extranjeros han modificado su actitud y los testigos como Yandarbiev se han vuelto sencillamente peligrosos para ellos", añadieron estas fuentes, citadas por la agencia de prensa rusa 'Interfax'.

En respuesta a estas afirmaciones, el emisario del presidente Masjadov, Ahmed Zakayev, aseguró hoy que "Yandarbiev había abandonado prácticamente toda actividad política" y "no tenía nada que ver con la financiación" de los independentistas. Asimismo, acusó a Moscú de estar detrás del atentado.

Por su parte, el diario en Internet Gazeta.ru señaló hoy que la presencia de Yandarbiev en Qatar "molestaba más que a nadie a las autoridades rusas, que le perseguían desde que salió de Chechenia tras el atentado contra Daguestán", una república vecina, en 1999.

EL TEATRO DUBROVKA

Según la agencia 'RIA Novosti', la Fiscalía rusa acusó oficialmente en octubre de 2003 al Yandarbiev de estar relacionado con la toma de rehenes en el teatro moscovita de Dubrovka en octubre de 2002. En aquella operación, murieron más 129 rehenes (de un total de 800) y los 41 asaltantes chechenos después de que las fuerzas especiales rusas introdujeran gas por los conductos de ventilación para neutralizar al comando antes de entrar en el recinto.

Durante la investigación de la toma de rehenes en Dubrovka, se obtuvieron pruebas de que Yandarbiev pudo tener que ver con el atentado, tras lo cual la Fiscalía General de Rusia reclamó a Qatar su extradición. Según la Fiscalía, los servicios secretos interceptaron conversaciones telefónicas de los terroristas que asaltaron el teatro con Yandarbiev.

Ésta no fue la única acusación formal contra Yandarbiev. El 14 de marzo de 1995, el fiscal interino de Chechenia dispuso incoar causas penales y ordenó la detención del dirigente asesinado junto con otros seis líderes chechenos, entre ellos Aslan Masjadov, Sultan Gelisjanov, Taimaz Abubakirov y Shamil Basayev. A Yandarbiev se le acusó de abuso de poder, alta traición y bandidaje.

Asimismo, en 9 de octubre de 2001, la Interpol dictó una orden de captura internacional contra Yandarbiev y otros organizadores de la incursión en Daguestán en otoño de 1999, concretamente Aslan Masjadov, Ahmed Zakayev, Hozhahmed Nujaev y Kazbek Majashev. Se les acusaba de participación en motín armado, de ser miembro de un grupo armado ilegal y de haber atentado contra la vida de policías. Aparte, su nombre figuraba en una lista de Naciones Unidas sobre personas y organizaciones supuestamente relacionadas con la red terrorista islámica internacional Al Qaeda.

 

Volver Europa