AI denuncia que, un año después de la guerra, la situación de los DDHH sigue siendo crítica en Irak

Amnistía internacional (AI) ha publicado un nuevo informe que destaca que, un año después del estallido de la guerra de Irak, las promesas de mejora para los ciudadanos iraquíes no se han cumplido y el pueblo iraquí sigue sufriendo graves violaciones de derechos humanos.

En todo este tiempo, y según AI, "el uso excesivo o innecesario de medios letales por las fuerzas de la Coalición se ha cobrado la vida de decenas de personas desarmadas . Millares más han sido privadas de libertad y gran número de ellas han sido torturadas o maltratadas".

En su nuevo informe, titulado 'Iraq: One year on' (disponible sólo en inglés), la ONG ofrece información reunida por sus delegados tras varias visitas realizadas a Irak.

Abusos de los ocupantes

"Tras un año de guerra, anarquía, creciente violencia y penuria, los iraquíes tienen ante sí un incierto futuro. Para que el año próximo sea mejor que el pasado, las fuerzas ocupantes, los líderes religiosos, políticos iraquíes y la comunidad internacional deben asumir realmente el compromiso de proteger los derechos humanos en Irak", ha manifestado Amnistía Internacional.

Se calcula que, desde el 18 de marzo de 2003, más de 10.000 civiles han muerto a causa directamente de la intervención militar en Irak, bien durante la guerra o durante la ocupación posterior. Esta cifra es un cálculo aproximado, ya que las autoridades no quieren o no pueden catalogar los homicidios . "No tenemos capacidad para registrar todas las bajas civiles", explicó el general estadounidense en febrero.

" Decenas de civiles parecen haber muerto a causa de un uso excesivo de la fuerza por las tropas de Estados Unidos o de disparos efectuados en circunstancias controvertidas. Por ejemplo, los soldados estadounidenses han matado a tiros a decenas de manifestantes iraquíes en distintos incidentes", afirma en su estudio la organización.

En noviembre de 2003, el ejército de Estados Unidos dijo que había pagado 1,5 millones de dólares a civiles iraquíes en respuesta a demandas presentadas por víctimas o familiares de víctimas por lesiones personales, muerte o daño de propiedad. Algunas de las 10.402 demandas se refieren a casos de soldados estadounidenses que han disparado contra civiles sin razón aparente.

No obstante, no se ha procesado a ningún soldado estadounidense , ya que, según la ONG, los tribunales de Irak tienen prohibido por la Coalición ver causas contra soldados estadounidenses u otros militares o funcionarios extranjeros destacados en Irak.

Abusos de los grupos armados

AI defiende que los civiles iraquíes han corrido también peligro a causa de atentados, perpetrados aparentemente por grupos armados, que se han ido convirtiendo en una de las principales características de la vida en Irak desde que comenzó la ocupación. "Los atentados se han cobrado la vida de centenares de civiles" .

Amnistía Internacional ha instado a los grupos armados a que pongan fin a la política de atentados contra civiles y miembros de organismos internacionales humanitarios.

Torturas y malos tratos

Desde que comenzó la guerra, Amnistía Internacional no ha dejado de recibir informes de iraquíes que han sido privados de libertad por las fuerzas de la Coalición y cuyos derechos se han violado.

La Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) reconoce tener detenidas a unas 8.500 personas . Sin embargo, una organización iraquí de derechos humanos sitúa la cifra en 15.000. A la mayoría de estas personas se las considera “detenidos de seguridad”, que han participado real o presuntamente en actividades en contra de la Coalición.

"Muchos detenidos han denunciado haber sido torturados y maltratados por las tropas estadounidenses y británicas durante su interrogatorio. A menudo mencionan que para ello se han utilizado métodos como golpearlos, impedirles dormir, inmovilizarlos en posturas dolorosas , obligarlos a oír música estridente, tenerlos encapuchados y hacerlos soportar luces muy intensas. Prácticamente ninguna de las denuncias de tortura o malos tratos se ha investigado debidamente", informa la organización.

La ausencia de orden público continúa siendo un importante motivo de preocupación en muchas zonas de Irak. Los delegados de Amnistía Internacional fueron testigos directos de los devastadores efectos que la anarquía estaba teniendo en la vida de los iraquíes de a pie.

 

PoliticaSubir

Rincon del Poeta